Reinventarse para trabajar en contexto de pandemia

El coronavirus aceleró la velocidad de los cambios: en poco tiempo, la transformación digital y la búsqueda de estructuras ágiles saltaron varios casilleros hacia adelante. Esto obligó a las organizaciones a reestructurarse e impuso un nuevo set de competencias laborales que empiezan a valorar y a exigir.

Exhaustas por la prolongada recesión, las empresas están moviendo las piezas en los organigramas de trabajo, tratando de gestionar en forma simultánea la productividad y el nivel de bienestar, lo que a su vez redefine el perfil de empleabilidad.

Consultados sobre el fenómeno, los especialistas definen el nuevo set de competencias duras y blandas.

Entre las habilidades duras, estas son las más valoradas:

Competencias digitales. Pensar de manera digital. Desaprender los viejos modelos de negocios y repensarlos “en función de cómo se consume y cómo se vende en los mercados virtuales”.

Teletrabajo en equipo. Quienes hicieron home working aprendieron a trabajar a distancia. Ahora, el desafío es trabajar en forma remota en equipo. “Es una revolución que puede llevar puestos no sólo a las personas, sino también a organizaciones y a empresas”.

En el territorio de las habilidades blandas, en tanto, estas son las más cotizadas:

Adaptabilidad. Demostrar que trabaja en forma eficiente bajo cambios en las reglas de mercado, tal como hacer prospectos en forma virtual o trabajar desde el hogar. Esto incluye la flexibilidad intelectual, que es la capacidad de modificar la estructura psicológica de manera rápida y ágil al nuevo contexto.

Autoliderazgo. Es parte de lo que demandan las metodologías ágiles, que plantean una ruptura con las organizaciones tradicionales de mando y proponen estructuras horizontales, las que necesitan de personas autónomas y flexibles.

Curiosidad. “La pandemia abrió una oportunidad para los curiosos”, asegura Bodenbender, porque pueden ubicarse un paso adelante de lo que se viene y encontrar la mejor forma de apropiarse de lo nuevo.

Rediseño. Ser capaz de rediseñar lo que uno hace es clave. Animarse a repensar, reprogramar e implementar, acelera el cambio. Esperar a que las áreas internas hagan sus procesos demora una posible solución.

Liderazgo en teletrabajo. El teletrabajo requiere de personas que lideren equipos a distancia. Según Jure, esto es algo más que organizar “uno a uno” a cada colaborador en su hogar. Se trata de sostener el trabajo en equipo en un entorno virtual.

Apertura a la gestión colaborativa. El coronavirus exige el cuidado propio y del otro. El uso del barbijo, el distanciamiento y la sanitización son tareas de toda la organización. Los líderes deben abrirse a una gestión colaborativa en 360 grados, ya que empleador y empleado están en un mismo nivel de compromiso.

Propósito. El sensemaking es entendido como la habilidad para conectar puntos de la realidad y dar sentido al mundo. En un contexto tan inestable, es muy valorada la persona capaz de mantener “los pies sobre la tierra” y darse cuenta de los datos sensibles para una organización.

Habilidad de fracasar. Sostener una idea, caer, levantarse y emprender algo nuevo. El que aprendió a fracasar sabe que el emprendedor no tiene el éxito garantizado y tiene la resiliencia suficiente para salir adelante.

 

Fuente: www.lavoz.com.ar

https://www.lavoz.com.ar/negocios/reconversion-un-nuevo-set-de-competencias-laborales

Últimas Novedades

¿QUÉ CONTAGIA, LA CIRCULACIÓN O EL INCUMPLIR DEL PROTOCOLO?

En lo que va de la pandemia, nuestra institución tuvo cero casos de covid. Es más, cuando comenzaron las clases y nuestros estudiantes comenzaron a circular en la institución, fuimos constantes  y estrictos en seguir el protocolo epidemiológico
Continuar leyendo

¿Cuáles son las ventajas de hacer un curso intensivo?

Estudiar oficios con intensidad durante pocos meses nos ayuda a poder comenzar a trabajar en diferentes rubros, sin necesidad de ser contratado por alguna empresa.
Continuar leyendo

¿Cómo vender mi servicio a través de las redes sociales?

Gracias al auge de la revolución digital y el fácil acceso a Internet a través de celulares y computadoras, las redes sociales cada vez tienen más usuarios de todas las edades.
Así como las redes sociales han ido cambiado la forma en la que nos comunicamos y obtenemos información, también han ido modificando nuestra forma de vender y comprar productos y servicios.
Continuar leyendo
Ir a WhatsApp
Clic y continuamos por WhatsApp
Hablá con nosotros ahora. Esperamos tu consulta